Seleccionar página

Pues es que es para alucinar ¿o no? Hay zonas de Madrid que son impresionantes; en algunas no podemos entrar, pero luego están esas otras zonas “caras” de Madrid, en las que te dejan y vas con la boca abierta todo el rato. A mí particularmente esta casa me encanta, es preciosísima, pero…siempre hay un pero ¿no? Yo creo que le falta vida, aunque sí que tenían buzón y sí que estaban en la casa, por lo menos las ventanas estaban subidas, pero a mí me faltan unas flores por aquí y por allá, una pelota de un perro, un triciclo de un niño tirado en medio, incluso la bolsa de basura pendiente de sacar jajaja

 

Ir al diario de un buzoneador