Seleccionar página

Uf, pues es que es verdad. Puede que el perro sea manso o puede que no y ya lo he dicho más veces, en el buzoneo el mayor riesgo que corremos es el de los perros; entiendo que están ahí para vigilar la casa, y nosotros, claro, nos acercamos siempre muy cerquita de su puerta y hay veces que pienso…¿y si ese día en concreto, a su dueño se le ha olvidado cerrar bien la puerta ? deberiaís oír cómo se ponen cuando nos acercamos al buzón, ¡uf! Lo mejor no pensar y mirar siempre al horizonte donde está el muro más alto al que te puedes subir, por si acaso.

 

Ir al diario de un buzoneador