Seleccionar página

Y es que repartir publicidad tiene sus muchas curiosidades. Entre otras que ves al día cientos de casas. Esta, está en Galapagar, que también vamos muy a menudo y me encanta llegar para ver que el lego gigante sigue custodiando la casa y me encantaría que un día me contasen cómo ha llegado hasta allí este individuo.

 

Ir al diario de un buzoneador