“Never mind the dog beware of the owner” Eso dice en el cartel, o sea: que no te preocupes por el perro, preocúpate por el propietario…madre mía por si acaso pasé deprisa deprisa por su buzón !!!

 

Ir al diario de un buzoneador