Y es que el arte campea por nuestras calles que da gusto. Hay buzones para todos los gustos y colores, este no es que a mí me guste mucho, pero se sale de lo normal y le da mucha alegría a la calle con esos colores tan fuertes.

 

Ir al diario de un buzoneador