Bueno, por lo menos a mí me lo parece. Es que más bien parece una lápida y es un poco feo y hortera este buzón, creo yo. Y encima pone “NO PROPAGANDA”…o sea que no me gusta nada, nada.

 

Ir al diario de un buzoneador